¿Tiene una lavadora o un lavavajillas pendiente? Este sábado pagará mucho menos: la luz cae a mínimos en casi tres años | Economía

¿Tiene una lavadora o un lavavajillas pendiente? Este sábado pagará mucho menos: la luz cae a mínimos en casi tres años | Economía
Un parque de energía eólica, en una imagen de archivo.

El precio medio de la electricidad en el mercado mayorista, del que beben unos ocho millones de consumidores (los que tienen contratada la tarifa del mercado regulado, también conocida como PVPC), marcará este sábado su mínimo en casi tres años: 1,51 euros por megavatio hora (MWh) de media, frente los 1,42 euros del 31 de enero de 2021, la fecha a la que hay que remontarse para dar con una cifra similar. Se consolida, así, la que —salvo sorpresa mayúscula este domingo— será la semana con la luz más barata desde mediados de febrero de 2021.

El tramo horario más económico de este sábado será entre las 11.00 y las 18.00, cuando el precio de la luz estará en cero y vecinos. Eso no quiere decir, con todo, que el precio que paguen los consumidores acogidos al PVPC vaya a ser nulo: hay que sumar, también, los peajes y cargos.

El tramo horario más económico para estos hogares será, en cambio, entre las 23.00 y las 24.00 y entre las 11.00 y las 12.00 del mediodía, cuando bajará de los dos céntimos por kilovatio hora (KWh). Entre las 12.00 las 15.00, se superarán por poco los dos céntimos, según los datos de Red Eléctrica de España (REE). Unos precios, en todo caso, de derribo durante prácticamente toda la jornada.

Que el precio caiga a valores tan bajos es sinónimo, casi siempre, de desperdicio de energía: es más la electricidad que se genera que la que se consume en varias zonas de España. De ahí que trasladar los consumos domésticos gestionables (la lavadora, el lavavajillas, el horno o el coche enchufable, quien lo tenga) a esas franjas horarias no solo sea una buena decisión económica sino también ambiental. En el lado opuesto, las horas más caras de la jornada serán entre las 19.00 y las 22.00, cuando se pagarán poco más de cuatro euros. Un precio, no obstante, que sería de derribo para cualquier día del año.

Gran cuota renovable

Más allá de la habitual caída de la demanda, propia de los fines de semana, el fuerte descenso en el precio de la luz en los últimos días tiene un factor detrás: las borrascas Ciarán, ya de salida y que ha afectado a todo el continente europeo, y Domingos, que empezará a dejarse sentir este sábado. La entrada de viento y agua es la mejor noticia posible para los consumidores y para el medioambiente, porque aplaca simultáneamente los precios y las emisiones de gases de efecto invernadero.

Este sábado, las fuentes renovables (eólica, hidráulica, solar fotovoltaica y solar térmica) aportarán casi el 80% de la electricidad que se consumirá y exportará. Si se suma la nuclear —que está operando a la mitad de su capacidad potencial—, más del 91% será libre de emisiones.

En estos valores no tiene ninguna incidencia la llamada excepción ibérica, que lleva inactiva desde finales de febrero por la fuerte bajada del precio del gas y la subida en los umbrales de activación tras la última prórroga aprobada por la Comisión Europea. Para que entre en vigor, en noviembre la cotización del gas debe ser igual o superior a 63,9 euros por megavatio hora (MWh); lejos de los actuales 34 euros en el mercado ibérico (Mibgas).

A partir del lunes, sin embargo, el cambio meteorológico —de la borrasca al anticiclón— propiciará una notable subida de precios y emisiones, con las centrales de gas volviendo a cubrir parte de la demanda en algunos tramos horarios. Si tiene lavadoras o lavavajillas pendientes de poner, el momento es ahora.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO

By Osmarlim Briceño

También te puede gustar