Telefónica se compromete en su plan estratégico a mantener el dividendo actual hasta 2026 | Economía

Mantener el dividendo, mejorar la rentabilidad y crecer en el negocio digital. Estos son algunos de los objetivos que se ha fijado Telefónica en su nuevo plan estratégico 2023-2026, presentado este miércoles en un contexto complejo, con la entrada de la operadora estatal saudí, STC Group, en el aire y la posible vuelta del Estado a su capital 26 años después de su privatización. La compañía de telecomunicaciones se compromete a un pago mínimo anual de 0,30 euros por título a los accionistas durante los próximos cuatro años y prevé un crecimiento anual del 18% de los ingresos de su unidad de servicios digitales, Telefónica Tech, hasta alcanzar los 3.000 millones de euros. El beneficio neto durante el tercer trimestre del año del grupo creció un 9,3%, hasta 502 millones.

“No somos solo una compañía de telecomunicaciones; somos un supercomputador”, afirma el presidente, José María Álvarez-Pallete, en un comunicado en el que se explican las líneas generales del plan estratégico que esta tarde someterá al juicio del mercado durante la celebración del primer Día del Inversor de la compañía desde 2012. El primer ejecutivo de Telefónica reclama una “completa desregulación” del sector. Además de las previsiones para Tech, la compañía pronostica un crecimiento significativo de Telefónica Infra, la unidad creada en 2019 para aflorar y desarrollar el valor de las infraestructuras de telecomunicaciones de la compañía. Así, prevé que su “huella de fibra para el hogar” pasará de estar presente en 20 millones de viviendas actuales a 30 millones en 2026.

Aunque los objetivos para el próximo ejercicio se precisarán en febrero, Telefónica anticipa que la generación de caja crecerá en 2024 en torno al 10% y que las inversiones sobre ventas bajarán del 14%. “Este escenario se basará tanto en la disminución de la intensidad de capital como en la ambición del grupo de aumentar los ingresos y el ebitda”, según el comunicado. Durante el periodo que dure el plan, los ingresos crecerán a un ritmo del 1% anual y un 2% el resultado bruto de explotación (ebitda). La deuda financiera neta seguirá encogiendo, según la empresa, y pasará a una ratio entre 2,2 y 2,5 veces el ebitda en 2026.

Presionada por la caída del precio de la acción, que ha bajado un 45% desde la presentación del anterior plan en 2019, Telefónica debe convencer a los inversores de que su hoja de ruta puede incrementar la cotización y mejorar la rentabilidad. La garantía de un dividendo mínimo anual es una primera señal de la intención de la empresa de, como indica en el comunicado, de su “firme compromiso de creación de valor para el accionista”.

El anterior plan estratégico 2019-2022 se centraba en España, Brasil, Reino Unido y Alemania como mercados clave, la creación de las unidades de Tech e Infra y la separación (spin-off) de Latinoamérica (salvo Brasil) para darle una salida por venta total o parcial. El objetivo de la reducción de deuda se ha cumplido gracias a la venta de activos como las torres de Telxius o las filiales centroamericanas, pasando de los 37.800 millones de euros cuando se aprobó el plan a finales de 2019 a los 27.749 millones a 30 de junio de 2023. También se han consolidado los mercados de Reino Unido, con la fusión de O2 con Virgin Media; en Brasil, con la adquisición de los activos de móvil de Oi; y en Alemania, con la alianza establecida con Deutsche Telekom y Vodafone para la compartición de redes y la compra de Be-Terna.

Pero los intentos de hacer caja con las antiguas filiales hispanoamericanas (México, Colombia, Venezuela, Ecuador, Uruguay, Chile, Argentina y Perú), bien mediante una venta o por salida a Bolsa, no han tenido éxito. Ni tampoco se ha podido dar entrada a inversores en Tech como se pretendía. Con todo, lo peor ha venido en el objetivo fallido de creación de valor para el accionista. El 27 de noviembre de 2019, la fecha de presentación del anterior plan, la cotización era de 6,78 euros por título. Cuando anunció el nuevo plan, en junio, la acción cerró en 3,81 euros. Este miércoles rondaba los 3,70 euros, un 45% menos que en 2019.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO